SALVADOS. EL LATIGAZO QUE YA CASI NO SANGRA.

SALVADOS. EL LATIGAZO QUE YA CASI NO SANGRA.

Menudo programa bueno bueno» (remarcando dos veces lo de «bueno»)
-«¿De quién
Del muchacho ese, el de la barbita, el de los follones…»

Se lo escuché a dos señoras a las puertas de un Primark. Una entraba y otra salía. No se me ocurre mejor imagen para adornar esta conclusión (personal y transferible para quién la quiera) de lo que me parece este periodista («bueno bueno») y este programa televisivo (necesario).

Jordi Évole me gusta mucho y lo hace todo bien, el problema lo tiene su audiencia. Ha pasado de ser ese tipo necesario que nos señalaba, destapaba, recordaba las situaciones injustas o pendientes de solución a ser aquel que nos cuenta una verdad ya sabida todos los domingos para que volvamos a olvidarla el lunes por la tarde.

logo salvados

Nos dice que la ropa que consumimos es fruto directo de la explotación laboral, ponemos el grito en el cielo, pero al día siguiente en el telediario salimos los primeros en la cola de las rebajas.
Nos presenta a una heroína que ha sido maltratada salvajemente y todos encogemos el corazón y lloramos un poquito, pero seguimos educando a nuestros hijos con valores obsoletos o fomentando hábitos sociales que flaco favor hacen por erradicar ese machismo.
Nos muestra como hemos sido engañados como catetos que éramos, envenenados con amianto, muertos en vida, pero luego miramos hacia otro lado cuando vemos que esa lucha cuesta mucho tiempo y dinero, armas fundamentales que nos arrebatan los poderosos mucho antes de saber que hay una guerra que batallar.
Una militar ultrajada, un pueblo expropiado injustamente en su totalidad, las prácticas vergonzantes de bancos y constructoras, el mal chiste del accidente del Metro de Valencia…

Y es que los molinos de este Quijote sí que son reales, y muchas veces invencibles (todavía me estremezco cuando la abogada que pleitea por la causa del amianto dijo «sí, sí, la familia March se ha ido de rositas de todo esto…»). Acostumbrado a como está el programa en señalar la mierda de los que «parte el bacalao», «de los de la copa redonda de brandy», «de los amos del mundo«… es toda una sorpresa que sigan trabajando y emitiendo.

Es como chocarse con muros altos. Nosotros aplaudimos porque se han partido la cara de forma bonita contra el ladrillo, para explicarnos de una manera que lo entendamos e intentar que seamos nosotros mismos quienes sigamos intentando derribar el muro. Pero nada.

Marcel_Marceau

Recuerdo una entrevista a Marcel Marceau, en la que decía que cuando se enfrentaba a un público de 1.500 personas, le daba igual que 1.499 se riesen como focas, si al menos a uno de ellos el espectáculo le valiera de algo importante en la vida.
Me imagino a los miembros del equipo de Salvados después de cada emisión de los programas, asomándose por la ventana y pensando «¿Habremos convencido a alguien?»

*******************************************************

ESCRIBE Victoria Manzarek, veterinaria especialista en unicornios. Consumidora de televisión y violonchelista en sus ratos libres. Amiga del Colectivo Pies Fríos desde que nos dedicó un kyrie andamte de cosecha propia. Si queréis saber algo más sobre Victoria escribid a colectivopiesfrios@gmail.com

¿Nos dices algo sobre esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s