«Te quiero, pero a medias»

«Te quiero a medias» le dijo el chico. Ella se apartó ligeramente con un paso atrás. Suspiró y clavó su mirada en los ojos de aquel muchacho.

CRZ

«Vale, entonces yo haré lo mismo. Te voy a dar medio beso. Toma ´muuu´. No esperes el ´ack´.

Ahora, cuando me vaya, levantaré la mano para despedirme, pero no mucho, sólo así, con desgana, como si me pesara el húmero dos toneladas.

Mañana, si eso, me llamas, pero no al número que espero tengas memorizado, no, llámame sólo a los cuatro primeros dígitos, y dependiendo del día que tengas, utiliza el quinto. O no, es lo mismo.

Sea como sea, saldremos a cenar, pero no mucho, la mitad, tal vez el primer plato y evitamos el postre, o nos comemos la mitad del primero, la mitad del segundo y la mitad del postre, y así quedamos como auténticos medio imbéciles en el restaurante, o si lo prefieres media pizza, o media hamburguesa, y regalamos el resto a alguien que se conforme con esa otra mitad. 

Y el día de mañana, cuando busquemos algo donde vivir juntos, hagámoslo a medias, busquemos algo muy grande para que luego, cuando lo dividamos a la mitad, nos quede algo digno para poder, al menos, convivir medio cómodos. Mira, quedará bonito un medio sofá, una media mesa, una cama partida en dos -con un tajo a lo largo o en diagonal, en CRZ2plan medio sandwich, eso ya tendremos tiempo de discutirlo-, y poder llegar medio cansados de nuestro respectivos trabajos y sentarnos, y ver una película a la mitad, o una serie, pero sólo las temporadas pares.

Y cuando estemos casi preparados y nos medio amemos del todo, ójala que tengamos un hijo. Pero claro, no un hijo cualquiera, será un bebé al que le falte algo, un brazo, una pierna, un riñon… algo, sólo espero que ese ´algo´ no sea vital para su felicidad completa.

Y ya puestos, me imagino cómo seremos de viejecitos… medio vivos medio muertos… que caigas medio enfermo y que yo te medique con media pastilla, y que al final no lo superes, y te medio entierre, con las piernas hacia arriba o medio busto al aire, ¡sí! mejor con el busto hacia arriba, para que se te vea bien esa media sonrisa que tienes ahora mismo, y que pones siempre que sabes que has metido la pata con algo que has dicho.

¿Y ahora? ¿Sigues pensando que me quieres a medias o realmente lo que te sucede es que no me quieres nada?»

***********************************

Escribe JENNER LUMINOSA, cuidadora de parques y jardines ajenos. Jenner es bipolar, bisexual y usa las dos manos. Jenner es medio amiga del COLECTIVO PIES FRIOS desde que supo que no nos iban las medias tintas. Si quieres saber algo sobre Jenner escribe a colectivopiesfrios@gmail.com

¿Nos dices algo sobre esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s