La semana grande de la indolencia.

En la semana grande de la indolencia,
mientras la grieta de la pared se tragaba gran parte de la casa,
me propuse emplear mis días observando atardeceres.
El tuyo me decepcionó; envejecías peor de lo que me esperaba.
Tus ojos, como filas de prevacunados mirando al suelo, ya no alumbraban como antes, anunciando en lo que se iban a convertir los ratos muertos contigo.

Un vencejo quebró una rama y fue lo mejor que nos pasó en el último paseo.
Nos sentamos y creció verde a nuestro alrededor. Algunas raíces ya alcanzaban tu cuello cuando te pedí un abrazo.
Al comienzo de la ruta me señalaste el camino, pedregoso y desnortado. Ahora que la terminamos, no se han asomado ni las malas hierbas.
Alguien quemó un par de árboles en tu honor, otros vitoreaban y aplaudían a nuestro paso, pero entre dientes todos murmuraban que ya no quedaba nadie allí para protegernos, y nos dijimos adiós en mitad de un amago boreal.
Al día siguiente, seguíamos dentro de la grieta de la casa, reconociéndonos en la pasión.

Que nos vaya bien.

************************************

Escribe Lorena Ugel, fotógrafa de parejas disfrazadas. Lorena es experta en abandonos, característica que ha desarrollado dejando a sus novias el último domingo de cada mes. Lleva siendo amiga del COLECTIVO PIES FRIOS desde que nos fotografió sin permiso mientras nos robábamos un beso en un portal. Si quieres saber algo más de Lorena, escribe a colectivopiesfrios@gmail.com

¿Nos dices algo sobre esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s