Galimatías

tenía el alma clueca y transparente
sesteando tras un eco inaudito
de cola de lagartija en mitad del océano
donde ya poco o nada importa
-porque nadie ve lo mucho que te retuerces-

su recuerdo era de días pasados en los que era feliz
de versos que nunca escribió pero pensó varias veces
zapato roto, nocilla, y subir al baño para lavarse las manos
peinarse y verse bien -todo para ella-
digno para la secuencia que jamás olvidaría
qué dolor todo, qué injusto esta distancia inexorable
qué pena de escenario de cartón pluma que quiere repetirlo

tendrá el alma clueca siempre -pero ya para qué-
y escucha al otro gritarlo
«¿cómo puede ser que lo mejor de miedo
cómo puede ser que si va mal, más quiero?»

y entonces todo es más ligero,
menos importante en definitiva,
y te agarras a la belleza del engaño actual,
queda, lumbre, paciencia y luz,
muñeca de feria.

¿Alguien que sepa de un agente de la CIA,
discreto, trajeado y guapo,
que nos ayude con esto de antes,
con este galimatías tribal?

Marisabidillos; un blog del COLECTIVO PIES FRIOS

**********************************************************

Escribe Luisito Calavera, poeta irreverente sin redes sociales. Luis escribe en los tickets de las gasolineras, en los semáforos en rojo. Luis es amigo del Colectivo Pies Fríos desde que salió debajo de la cama y nunca más pudo meterse. Si quieres saber algo más sobre Luisito Calavera, escribe a colectivopiesfrios@gmail.com

¿Nos dices algo sobre esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s